viernes, 2 de septiembre de 2011

taxonimIa de Bloom en Santander

por JESUS TORRES VALENCIA 
TAXONOMÍA DE BLOOM
Desde del 1948 un grupo de educadores asumieron la tarea de clasificar los objetivos educativos. Propusieron desarrollar un sistema de clasificación en tres aspectos: el cognitivo, el afectivo y el psicomotor. El trabajo del apartado cognitivo se terminó en 1956 y normalmente se le llama Taxonomía de Bloom.
La idea central de esta taxonomía es aquello que los educadores deben querer que los alumnos sepan, es decir son los objetivos educacionales. Tienen una estructura jerárquica que va de lo más simple a lo más complejo o elaborado, hasta llegar al de evaluación. Cuando los maestros programan deben tener en cuenta estos niveles y mediante las diferentes actividades, deben ir avanzando de nivel hasta conseguir los niveles más altos.
Con las TIC, se han dado algunos efectos sobre esa taxonomía, que ha obligado a introducirlas como vemos en el siguiente gráfico, tomado de Eduteka (ver documento íntegro), realizado en base a la traducción del material que Andrew Churches tiene colgado en su wiki, la adaptación de la taxonomía original a la era digital (en nuestro caso, al uso de las TIC de forma masiva en el aula).
Por tanto, sigue basándose en seis niveles, aunque en los mismos se incorporan los hechos digitales que, se incorporan dentro de los anteriores como subniveles.
A pesar que en el gráfico superior quede bien definidas las habilidades digitales que nos permitirán completar cada uno de los niveles, puede ser conveniente el conocer qué herramientas nos permiten realizar esas tareas. Para ello, nada mejor que colgaros la pirámide de Bloom de Samantha Penney, donde aparecen algunas herramientas para usar en cada uno de los seis niveles taxonómicos


Por tanto, algunas ideas y herramientas (que complementan a las de Google de las que hablé en un artículo anterior) para que sea más fácil que nuestros alumnos lleguen a la parte más alta de la pirámide y, de esta manera, sean capaces de “crear” en condiciones.
No me gustaría dejar de mencionar el error que supondría intentar llegar con nuestros alumnos al proceso de “creación” sin haber asimilado todos los niveles previos. Ello ocurre, lamentablemente con demasiada frecuencia, pero el efecto de tener una mala base, puede hacer que la propia pirámide se desmorone (con efectos auténticamente desastrosos para el proceso de aprendizaje cognitivo de nuestros alumnos). Por tanto, poco a poco, y sin obnubilarnos en que hagan grandes trabajos cara a la galería y, dedicando tiempo a que asuman los diferentes peldaños, y pasen en condiciones de nivel a nivel.

video


Otro video desde YOUTUBE
http://www.youtube.com/watch?v=iBz8yXLGVCU






sábado, 27 de agosto de 2011

taxonomia de bloog

2.3 TAXONOMÍA DE MEDIOS CONVENCIONALES: SONOROS, ICÓNICOS Y VERBO-ICÓNICOS
Desde 1948, un grupo de educadores asumió la tarea de clasificar los objetivos educativos. Se propusieron desarrollar un sistema de clasificación teniendo en cuenta tres aspectos: el cognitivo, el afectivo y el psicomotor. El trabajo del apartado cognitivo se finalizó en 1956 y normalmente se conoce con el nombre de Taxonomía de Bloom

Desde 1948, un grupo de educadores asumió la tarea de clasificar los objetivos educativos. Se propusieron desarrollar un sistema de clasificación teniendo en cuenta tres aspectos: el cognitivo, el afectivo y el psicomotor. El trabajo del apartado cognitivo se finalizó en 1956 y normalmente se conoce con el nombre de Taxonomía de Bloom